Hábitos saludables para mejorar la circulación

El ejercicio físico favorece la circulación. La contracción muscular provocada por la marcha hace que se envíe al corazón 1/3 de la sangre venosa contenida en las extremidades inferiores. El ejercicio físico más recomendado para mejorar los problemas de circulación, es un ejercicio aeróbico de baja o moderada intensidad y larga duración (mínimo 30 minutos) y realizando con una frecuencia de un mínimo de tres veces por semana, podemos también hacer un ejercicio de poca intensidad pero a diario e incluso dividido en 2 - 3 veces al día pudiendo resultar más efectivo y recomendable.

Los tipos de ejercicio más recomendado son: caminar, montar bicicleta, nadar, bailar, subir escaleras. Otra forma de tonificar el sistema circulatorio son los baños e inmersiones ya que la presión hidrostática que ejerce el agua hace que afluya más sangre al corazón y este bombee con más fuerza, por este motivo las técnicas de hidroterapia en las que se alterna agua fría y caliente, resultan especialmente beneficiosas para el sistema circulatorio.

Captura2

  • No cruzar las piernas: sobre todo si se va en carro, avión, tren o si se trabaja sentado muchas horas, ya que favorece el estancamiento venoso. Mejor apoyar las piernas sobre una tarima.
  • En la playa, evitar el calor en las piernas, con una exposición al sol durante muchas horas, el calor dilata los vasos sanguíneos lo que provoca o empeora problemas circulatorios y sus síntomas.
  • No utilizar prendas estrechas que impidan la buena circulación de las piernas ni utilizar zapatos de mucho tacón.
  • Dormir con las piernas elevadas 1o cm respecto al corazón.
  • Si se trabaja mucho tiempo sentado y con las piernas cruzadas, hacer una pausa de vez en cuando: estirar las piernas, ponerse de puntillas y después apoyarse con los talones.

 

Revisado por:

Dra. Alicia de Atencio Rojas

Directora Médico - Casa de Representación Jérico. C.A

About the Author

Leave a Comment

free vector