Estrés oxidativo en el embarazo

Estrés oxidativo en el embarazo: ¿una nueva perspectiva en la atención a la embarazada? 

El estrés oxidativo se ha señalado como participante de  los defectos del desarrollo y del retardo del crecimiento del embrión. 

 Un adecuado sistema antioxidante materno-placentario garantiza una adecuada ganancia de peso fetal.

Jungwon M y otros investigadores (1) mostraron que los valores de los indicadores de estrés oxidativo son significativamente menores, y el peso al nacer mayor en gestantes entre 24 y 28 semanas de edad gestacional, con altos consumos de vitaminas C y E. Young-Ju y col (3) encontraron que las concentraciones urinarias maternas de Malonilaldehido (MDA) y 8-OH-dG, se asocian inversamente con el peso al nacer, demostrando que un incremento en la concentración en orina de estos biomarcadores de estrés oxidativo, se asocia con bajo peso al nacer.

Sin lugar a dudas el estrés oxidativo pudiera desempeñar un papel importante en la fisiopatología del bajo peso al nacer. Dado que el embarazo es un estado fisiológico que se acompaña de una demanda energética elevada y un incremento en los requerimientos de oxígeno, aún en el embarazo normal se podría esperar un aumento de la carga proxidante (4). Lo que se une a evidencias de la participación del estrés oxidativo en la patogenia de varias afecciones propias de la gestación y al efecto perjudicial de otros factores cuando se asocian con el embarazo, como la exposición a sustancias tóxicas, al alcohol y al humo del cigarro, fenómenos del que son crecientes las referencias en la literatura científica en los últimos años.

Antioxidantes en la placenta

Se ha informado sobre la actividad de enzimas antioxidantes en la placenta humana tales como la MnSOD, Cu-ZnSOD, Catalasa, GPx, Glutatión S-transferasa, la Tiol-sulfuro oxidorreductasa, así como la presencia de antioxidantes secundarios endógenos como el glutatión reducido y exógenos como las vitaminas E y C. (5) También se ha reportado un aumento en la expresión de los genes de las enzimas antioxidantes catalasa, glutatión peroxidasa y SOD dentro de la placenta, cuando se produce el incremento en la tensión de O2 al final del primer trimestre como consecuencia del establecimiento de la circulación útero placentaria, situación esta última, que genera abundantes especies reactivas. (5) Varios estudios han mostrado un incremento progresivo de estos sistemas a medida que avanza la gestación, principalmente hacia el tercer trimestre, posiblemente como un mecanismo de respuesta adaptativa al estrés oxidativo que se genera durante el embarazo normal. (6)

A pesar de los probados efectos dañinos de las especies reactivas del oxígeno (ERO) y el nitrógeno, su papel fisiológico en la regulación de diversos procesos durante la gestación normal es innegable. En definitiva las bajas concentraciones de ERO estimulan la proliferación celular, también la expresión de diversos genes relacionados con la morfogénesis, entre ellos los que codifican para muchos factores de transcripción. (7)   

Otro aspecto importante a tomar en cuenta es la pre-eclampsia complicación que se presenta entre un 5 y un 10% de los embarazos, es considerada como una de las principales causas de restricción del crecimiento intrauterino, mortalidad fetal,  parto prematuro y complicaciones maternas. Dentro de su fisiopatología se destaca que es producida por disminución de la síntesis o biodisponibilidad del óxido nítrico, se sabe que la L-arginina es precursora en la síntesis  del óxido nítrico. Un estudio realizado en población mexicana donde se tomaron 674 pacientes  con antecedentes personales de eclampsia o pre-eclampsia, 228 fueron suplementadas con barras que contenían L-arginina y vitaminas antioxidantes desde su ingreso hasta el parto, 222 fueron asignadas solo con vitaminas antioxidantes y 224 con barras placebos todas hasta el parto, observaron que aquellas pacientes que tomaron barras de L-argina y vitaminas antioxidantes tuvieron menor cantidad de complicaciones, lo cual resulto altamente significativo, por otro lado las que tomaron solo vitaminas antioxidantes también presentaron menos complicaciones  sin llegar a ser significativo (8). Sin embargo es importante enfatizar que la utilización de antioxidantes debe estar presente como acompañante de otros complejos vitamínicos que se utilicen.

Realizado por la Dirección Médica de Casa de Representación Jerico

BIBLIOGRAFIA

1. Jungwon Mina, Hyesook Park, Bohyun Park, Young Ju Kimb, Jongsun Park, Hwayoung Lee, et al. Paraoxonase gene polymorphism and vitamin levels during pregnancy: Relationship with maternal oxidative stress and neonatal birthweights. Reprod Toxicol. 2006; 22:418-24.

2. Young-Ju Kim, Yun-Chul Hong, Kwan-Hee Lee, Heon Joo Park, Eun Ae Park, Hye-Sung Moon, et al. Oxidative stress in pregnant women and birth weight reduction. Reprod Toxicol. 2005;19:48-92

3. Biondi C, Pavan B, Lunghi L, Fiorini S, Vesce F. The role and modulation of the oxidative balance in pregnancy. Curr Pharm Des. 2005;11:2075-89.

4. Agarwal A, Gupta S, Sikka S. The role of free radicals and antioxidants in reproduction. Curr Opin Obstet Gynecol. 2006;18:325-32.

5. Sugino N, Takiguchi S, Umekawa T, Heazell A, Caniggia I. Oxidative Stress and Pregnancy Outcome: A Workshop Report. Placenta. 2007;21:48-50.

6. Diaz-Flores M, Baiza-Gutman La, Pedron NN, Hicks JJ. Uterine glutathione reductase activity: modulation by estrogens and progesterone. Life Sci. 1999;65:2481-8.

7. Jesús Corría Osorio I; Elio Cruz Manzano II. Balance entre las especies reactivas y los sistemas antioxidantes en la gestación normal.2009 Rev Cubana Obstet Ginecol 2009, 35:1-10

 

8. Vadillo-Ortega F, Perichart-Perera O, Espino S, Avila-Vergara MA, Ibarra I, Ahued R, Godines M, Parry S, Macones G, Strauss JF. Estudio clínico randomizado del efecto de la suplementación alimenticia durante el embarazo con L-arginina y vitaminas antioxidantes en pre-eclampsia en población de alto riesgo Rev. Chile de Obst y Gynecol  2011;19:243-245.

 

 

About the Author

free vector